El Local de las Notas Perdidas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Local de las Notas Perdidas

Mensaje por Miko el Miér Sep 23, 2015 8:06 pm

*Era una noche fría y tranquila. La Luna resplandecía coqueta en un cielo plagado de estrellas. En la acera la luz de las farolas alumbraban las calles desiertas. Pasear por la ciudad de noche, era algo que adoraba hacer Miko. Se había convertido casi en una rutina. Especialmente en aquellos días azules... plagados de tristeza y melancolía. O simplemente cuando necesitaba tiempo para pensar y meditar sobre el rumbo que estaba llevando su vida. Durante el día era una persona completa. A la que muchas otras admiran… “Qué poco me conocen”, pensaba. Miko sentía la necesidad de tener a alguien en quien confiar… pero no había nadie. Vivir sola era algo que la atormentaba día tras día; otros en cambio veían en ella el reflejo de una mujer fuerte e independiente.

De pronto, algo llamó su atención. Era una de aquellas cosas que no sabes por qué, pero parece ser una señal del Universo mismo. Como Alicia con el conejo, Miko había reparado en lo que parecía un local de aire lúgubre y misterioso. Sobre la puerta un cartel “LE KYBALION”, ¿qué podría significar? La curiosidad la hizo acercarse a la puerta del establecimiento; donde, al otro lado del cristal, descansaba un cartel:

“Al entrar en el establecimiento, acepta de forma voluntaria los siguientes principios:

1.Todo es mente, el Universo es mental.
2.Como es arriba, es abajo.
3.Nada es inmóvil, todo se mueve.
4.Todo es doble, tiene dos polos.
5.Todo fluye y refluye.
6.Toda causa provoca un efecto y todo efecto parte de una causa.
7.Todo es masculino y femenino.”

Aquella nota despertó todavía más la curiosidad de Miko, por lo que decidió entrar a fin de averiguar qué tipo de local podría encontrarse dentro.

Un tintineo. Silencio. Calma. Permaneció inmóvil contemplando el local desde su punto de vista. La puerta se cerró tras ella. El lugar era una mezcla de estilos...Por un lado el papel de las paredes, daba un toque añejo al lugar, por otro unas estanterías colocadas de forma vertical en las paredes hacia que el lugar pareciera sacado de un sueño. Al fondo se apreciaban un conjunto de instrumentos que parecían pedir contacto humano.*

— ¿Hola? -preguntó estirando el cuello a fin de hacer llegar más lejos su voz, mientras buscaba con la mirada a alguien más allí dentro-.

*De pronto algo pareció moverse… Se encontraba justo frente a ella, una silueta. Decidió acercarse hasta la figura, que parecía avanzar a la misma vez que ella con la misma intención de encontrarse.*

— Disculpe, es que… verá… Su local me ha llamado la atención y… -se detuvo en seco al contemplar que la figura que había visto no era más que su reflejo-.

*Al avanzar hasta el punto en que se encontraba puedo observar mejor que frente a ella y de una punta a la otra del local, había un inmenso espejo que reflejaba todo el local.

Decepcionada, decidió acercarse a los instrumentos, para contemplarlos más detenidamente. Su mirada se posó en un violín de madera de cerezo… Estaba en perfecto estado y parecía invitarla a tocarlo. Miko accedió a la petición del instrumento y cuando se puso a tocarlo su sangre se congeló inmediatamente. El instrumento no emitía ningún sonido. Lo intentó de nuevo, pero con el mismo resultado. Entonces decidió acercarse al resto de instrumentos. Todos con el mismo efecto. El piano, la guitarra, el violonchelo… Lo más enigmático era que los instrumentos parecían estar en perfecto estado, por lo que no parecía que tuvieran algún tipo de tara.

De pronto, una voz que parecía grabada la sobresaltó.*

“Hace tiempo que esos instrumentos enmudecieron…*interferencias* ...debes recuperar... *interferencias* ...las notas perdidas.”
avatar
Miko

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 20/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.